Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Diario de mi viaje a Vietnam y Camboya. Día 1 y 2

Día 1 y 2: Hanoi

Volamos el día 3 a las 8 de la mañana, teníamos el primer vuelo a Frankfurt y salía a las 9 de la mañana.
Facturamos sin problemas porque las maletas iban medio vacías, pensando en algunas compras de sitios que recomendaban Muy feliz

Salimos y llegamos sin problemas. Las maletas iban directas a Hanoi, así que sólo tuvimos que salir del aeropuerto para hacer el checkin para el vuelo a Hanoi.

Cuando nos tocó embarcar y entramos en el avión era un horno...no había aire acondicionado pero todo parecía normal...Cuando estuvimos todos sentados sonó un aviso diciendo que tenían problemas y que tenían que solucionarlo.
El calor cada vez era peor, los azafatos empezaron a darnos agua fresca porque estabamos sudando muchísimo...quizás querían aclimatarnos al tiempo de Vietnam???
Después de una hora volvió la electricidad y todo se puso en marcha, según dijeron había sido un problema de baterías...menos mal, aunque tardó un tiempo en acondicionarse el avión, por fin hacía fresquito.
El resto del vuelo fue normal, nos dieron de cenar pescado con brócoli y el desayuno había huevos revueltos.

Llegamos a Hanoi a las 7 de la mañana.

Fuimos a hacernos el visado, muy muy importante la carta de invitación!!! que no se os olvide!!!!
Según llegabas había una ventanilla en la que parecía que era donde se hacía...pero no! esa ventanilla era para pagar el visado, antes había que dirijiste a la que había atrás para entregar los pasaportes y la carta y había que volver a la primera ventanilla para pagar. Supongo que depende de por dónde llegues te encuentras primero una ventanilla u ora, pero no tiene pérdida.

Nos vinieron a recoger y cuando salimos, ya notamos el clima vietnamita...nada que no hubieramos sentido en el viaje a Tailandia...
Entre recoger las maletas y llevarnos al hotel tardamos unas dos horas, por lo que a las 9 intentamos hacer el check-in pero nos dijeron que la habitación no estaba preparada y que volviesemos en un par de horas. Por cierto, el hotel era el Madallion de 3*, al lado del barrio antoguo. Sinceramente me quedé bastante impresionada porque a mi me parecía que era de 4*, todo muy amplio. Sólo le pongo un pero, y es que un día nos encontramos una cucaracha en el baño...sólo la vimos una vez.

Nos cambiamos de ropa, cogí todos mis apuntes de la ciudad y con mucho pesar de dejar el aire acondicionado del hotel, salimos a dar una vuelta por el barrio antiguo.
En internet había encontrado un paseo predefinido que más o menos pasaba por las calles principales, por lo que empezamos a andar y a conocer la ciudad.
Sé que se repite en numerosos sitios, pero lo de las motos es increible, hay que aprender a cruzar...y como nos dijo un guía...cruza el que tiene más valor. El truco es cruzar y ellos te esquivan, eso sí, con los autobuses hay que tener más cuidado... Riendo

Lo primero que hicimos fue buscar un cajero para sacar dinero. Siempre sacamos allí el dinero...te hacen un cambio justo y nos cobraron 1€ cada vez que sacamos dinero.
Esta ha sido la primera, y me temo que la última vez que he sido millonaria, jajajajaja. El cambio estaba en ese momento a 26.000 DNG por 1€.

El barrio antiguo está dividido en calles por temas...flores, comida, cosas chinas,...de todo lo que puedas imaginar. La que me pareció más curiosa es una que se dedica a invitaciones de boda y demás eventos, muy muy curioso...en esa calle hice mi primera compra! dos tarjetas de las que se abren y aparecen figuras en papel...compré dos, una de la pagoda de un pilar y otra que era como un biombo muy bonito. Cada una 30.000, y no regatee...lo sé, debería haberlo hecho, pero esque pagar poca más de 1€ por cada una me pareció un precio justo...ya tendría tiempo de regatear en otros sitios, jejejeej.
Aquí os dejo un par de fotos de mis compras:



Cuando ya estábamos medio perdidos, decidimos que era el momento de irnos al hotel a ver si estaba ya preparada la habitación. Estaba ya todo preparado y nus subimos a darnos una ducha.
Qué bien se está con el aire acondicionado en la cama...caimos rendidos porque habíamos dormido muy poco en el avión, así que nos quedamos dormidos un par de horas.

Como ya era hora de comer, decidimos irnos a la zona de la Ciudadela para comer y luego darnos una vueta por ahí.
Sacamos un listado de restaurantes y vimos el Old Hanoi al lado de la Ciudadela, pero no lo encontramos, y dimos vueltas, y vueltas, y vueltas y nada, decidimos seguir andando hasta que encontrasemos algún restaurante, pero nada, no había ninguno!!!!
Recordé haber visto por la zona del lago alguno que tenía aire acondicionado, así que desistimos por esa zona y volvimos por donde habíamos estado por la mañana.

Nos cruzamos por un restaurante italiano que parecía que tenía buena pinta (nada que ver con la realidad), y entramos, estabamos solos pero se estaba taaaaaaaaaaan fresquito...
Pedimos una ensalada cesar y dos platos de pasta... pero qué diferente es la boloñesa en otros paises...no tenía nada que ver con las que comemos en España...estaba aguada, el tomate era medio trasparente y no sabía ni a carne...los que tenñian setas estaban mejores, pero tampoco ninguna maravilla.
La ensalada cesar era una mezcla pastosa de lechuga con salsa que no era cesar y un poco de pollo...en fin, primera comida fallida. No recuerdo el nombre del restaurante, creo tener una tarjeta, pero es uno que por la mañana es italiano y por la noche comida vietnamita y estaba justo en frente de la pagoda del lago Ngoc Son.
No nos sentó muy bien la comida, así que nos volvimos al hotel para descansar a ver si nos recuperabamos. Con este contratiempo nos quedamos sin ver la Ciudadela...que cierra a las 4 de la tarde...

Por la tarde nos encontrabamos mejor, y decidimos ir a darnos una vuelta por el lago de noche.


La verdad es que nos gustó un montón, mucha vida, muchas luces y una temperatura muy buena para dar un paseo.
Mientras que ibamos al lago, nos encontramos en la calle del hotel con un GECKO, así que cuando terminamos de hacer fotos y darnos una vuelta, de camino al hotel nos metimos a cenar.
Lo bueno de ese restaurante (os encontraréis muchos por toda la ciudad) es que tiene comida local y comida occidental, por lo que hay para todos los gustos.
Yo me animé con la comida local, pedí rollitos vietnamitas frescos, arroz con verduras y un zumo natural de limón...todo buenísimo. Mi marido pidió una sopa de maiz y pollo y un sandwich. Todo buenísimo y muy muy barato, creo que fueron unos 7€ por persona. Había happy hour de zumos y nos bebimos 2 cada uno, jejejeje.

Cuando terminamos, derechitos al hotel, que al día siguiente teníamos una excursión contratada a Trang An y Hoa Lu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario