Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 22 de octubre de 2012

Curso de decoración de tartas de Halloween

Bueno, como os comentaba en mi presentación, quiero compartir con vosotr@s mis frikismos, y aquí os presento uno de ellos...Halloween...me encanta, tanto disfrazarme como decorar la casa y hacer recetas con esta temática.

Bien, pues qué mejor forma de celebrarlo que haciendo un curso de tartas de fondant de Halloween!!!!
Llevaba mucho tiempo detrás de un curso de este tipo, así que busqué y me decidí por uno en Margala Dulces Tentaciones, y mi impresión ha sido muy buena.

Nos explicaron cómo debían ser los bizcochos, diferentes tipos de rellenos, y por supuesto el modelado de fondant.

El fondant se puede hacer en casa, pero ahora hay muchas marcas que lo venden hecho, y de diferentes colores y sabores, así que ya no hay excusa para ponerse manos a la obra!

Bueno, comencemos por el principio...el bizcocho! Nos comentaron que se podía usar casi cualquier bizcocho, pero debe ser más resistente que los normales, como por ejemplo un bizcocho genovés.

Sobre todo tened cuidado en no abrir el horno para que no se vaya el calor y no quede buena forma para poder cubrir la tarta.

Una vez hecho, hay que abrir el bizcocho para rellenarlo!!!  Un truco para poder colocar de nuevo las partes una encima de la otra, es poner palillos en las mitades para que una vez hayamos rellenado el bizcocho, los coloquemos en paralelo y quede perfecta!!!!

Rellenos hay muchos, pero sobre todo se usa el ganaché de chocolate y la buttercream (crema de mantequilla).

Para rellenarla nos aconsejaron usar una manga pastelera para que no se levanten las miguitas del corte del bizcocho. No hay que apurar mucho al poner el relleno en el borde, porque cuando pongamos el bizcocho encima hay que apretar un poco.

Cuando ya lo hemos rellenado, alineamos los palillos y apretamos un poquito para que se reparta bien el relleno y que queden bien pegadas las dos partes.

Antes de ponerle el fondant hay que cubrir la tarta con un poco de dulce de leche o mermelada, para que si no colocamos bien el fondant, podamos moverlo un poco sin que se rompa.

Y empezamos con el fondant!!!! El nuestro era blanco, así que había que teñirlo para darle un poco de color de Halloween...

Elegimos el morado, así que a nuestro fondant blanco de medio kilo, le añadimos colorante morado. Y empezamos a amasar...chic@s...a empezar a hacer pesas porque al final termina hasta doliendo!!!! jejejeje, un poco exagerada, pero estuvimos bastante tiempo hasta que se tiñó todo el fondant.

Bien limpia la mesa de trabajo, empezamos con el rodillo a aplanar el fondant. Más o menos hay que dejarlo con un ancho de medio centímetro y lo suficientemente grande como para poder tapar toda la tarta.

Enrrollamos el fondant en el rodillo y lo extendemos encima de la tarta para que quede bien centrada y no quede escaso por ninguno de los sitios.




Yo pensaba que iba a ser bastante más complicado pegarlo por los bordes, pero con cuidado y paciencia, no me quedó ninguna imperfección, jejejejeje
Y este es el resultado!!!!!



Hay que quitar todo el sobrante sin pasarse y que no se vea el bizcocho, mejor que sobre a que falte!!!

Una vez cubierta la tarta ya sólo hay que empezar a decorarla, que es lo más entretenido y divertido. Hicimos una tumba, un fantasmita, unas calabazas y una tela de araña con glasa.



Sólo hay que tener imaginación!!!!!

Al final, después de montarlo todo, quedó así!!!!




Por supuesto que este ha sido sólo el comienzo, me compré bastantes cosas para hacer otra para cuando sea Halloween...de mi director de películas preferido...Tim Burton!!!

Espero que os haya gustado y que por supuesto os animéis a hacer algo, de verdad que es muy fácil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario